Inicio
Título

Helado de Vainilla con Barquillo

Helado de Vainilla con Barquillo

Con este calor tomar algo refrescante es necesario,  y si además es un helado artesano  con barquillos sin gluten, es una delicia. En realidad este  helado de vainilla se puede tomar solo porque tiene un sabor exquisito, pero le he añadido unos trocitos de chocolate negro y pipas garrapiñadas que  le van de lujo.

Para realizar esta receta necesitaremos una heladera, si eres de los que te encanta el helado y deseas comer de forma sana y natural te recomiendo que te hagas con una de ellas, no te vas a arrepentir, proporciona una textura tan cremosa que convierte cada cucharada en un sueño.

Los barquillos sin gluten nada tienen que envidiar a los glutaneros, ni en sabor ni en textura, son crujientes y con un sabor avainillado muy digno. Para acompañar al helado he hecho estos abanicos con chocolate y almendra que además de ser preciosos están riquísimos, recuerdo cuando era pequeña que había una fábrica de galletas cerca de casa y vendían abanicos de barquillo, eran mi perdición.  Esta misma receta de barquillo sirve para hacer cucuruchos y tulipas pero necesitaremos una barquillera y un poco de arte para dar forma, si,  es cierto que quedan mucho más bonitos grabados, pero hoy los he querido probar a hacerlos en una sartén ya que entiendo que todo el mundo no tiene máquina para barquillos.

Ingredientes:

Para el helado,  es una base de helado tradicional, con huevos, leche y nata. Con esta misma  base si sustituimos la vainilla  por otro ingrediente  podemos preparar diferentes helados e incluso con fruta fresca, es cuestión de ir probando sabores y siempre utilizar ingredientes de calidad para conseguir resultados perfectos.

  • 4 yemas de huevo (talla L)
  • 130 gr. de azúcar
  • 320 gr. de leche entera
  • 400 gr. de nata (35% materia grasa)
  • 1 vaina de vainilla
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla sin gluten
  • Un pellizco de sal
  • Trocitos de chocolate negro tipo fondant sin gluten
  • Pipas caramelizadas sin gluten

¿Cómo se hace?

  1.  En primer lugar mezclamos en una olla las yemas de huevo junto con el azúcar, la leche, las semillas de vainilla (que se encuentran dentro de la vaina), la sal y la pasta de vainilla. Removemos bien hasta que todos los ingredientes estén  mezclados y la ponemos a fuego lento sin dejar de remover hasta que cuaje y consigamos una textura similar a la de natilla. Si esta mezcla cuaja, resultará un helado con una textura deficiente.
  2. Retiramos la olla del fuego e incorporamos la nata hasta mezclarla completamente. Debemos esperar a que esta mezcla enfríe por completo e introducirla en el frigorífico para que esté bien fría. De esta forma adquiere sabor y textura.
  3. Si disponemos de heladera procederemos a hacer nuestro helado según indicaciones de cada fabricante añadiendo en el último momento el chocolate en trocitos y las pipas caramelizadas e introduciremos en el congelador para que termine de enfriar bien.

Si no tenemos heladera, una vez frío lo introduciremos  en un recipiente en el congelador e iremos dándole vueltas cada dos horas hasta conseguir la textura deseada.

Para los barquillos, la masa tiene una textura ligeramente espesa y debemos darle forma cuando está caliente ya que al enfriar endurece.

  • 125 gr. de almidón de maíz
  • 60 gr. de agua caliente (no hirviendo)
  • 60 gr. de mantequilla derretida
  • 100 gr. de azúcar glasé
  • Una cucharadita de pasta de vainilla o azúcar avainillado
  • 1 Huevo tamaño L
  • Chocolate fondant y crocante de almendra

¿Cómo se hace?

  1. Ponemos todos los ingredientes juntos y mezclamos hasta obtener una masa algo densa, si nos ayudamos con una máquina será más fácil.
  2. Engrasamos una sartén con un poco de mantequilla y derramamos justo en el centro la cantidad de masa necesaria para que al extenderse por toda la base quede una capa muy delgada.
  3. Cuando esté bien dorada le damos la vuelta y dejamos tostar. Empezará a oler a feria.
  4. Retiramos la masa de la sartén y le damos la forma elegida rápidamente con cuidado de no quemarnos
  5. Cuando esté fría podemos decorar con chocolate y almendras

Si hacemos abanicos, doblamos la masa por la mitad y volvemos a doblar en cuartos. Si nos decidimos por tulipas, pondremos la masa sobre una flanera o cuenco boca abajo y apretamos con las manos para que coja dicha forma. Para confeccionar los cucuruchos debemos agenciarnos con un artilugio de madera con forma de cono y enrrollar la masa sobre él hasta que endurezca.

Ahora ya podrás disfrutar de un rico helado con barquillo sin gluten.

 

Celiakum
Celiakum
No hay comentarios

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.